El programa ERASMUS

El Parlamento Europeo ha aprobado el programa Erasmus + para el período 2014-2020, que entró en vigor el 1 de enero de 2014.

El nuevo programa Erasmus + se enmarca en la estrategia Europa 2020, en la estrategia Educación y Formación 2020 y en la estrategia Rethinking Education y engloba todas las iniciativas de educación, formación, juventud y deporte.

En materia educativa abarca todos los niveles: escolar, formación profesional, enseñanza superior y formación de personas adultas.

Erasmus + integrará los programas existentes en el Programa de Aprendizaje Permanente y también los programas de educación superior internacional: Mundus, Tempus, ALFA, Edulink y programas bilaterales, además del Programa Juventud en Acción.

Este nuevo programa se centra en el aprendizaje formal e informal más allá de las fronteras de la UE, con una clara vocación de internacionalización abriéndose a terceros países con el objetivo de mejorar las capacidades educativas y formativas de las personas para la empleabilidad de estudiantes, profesorado y trabajadores y trabajadoras.

El programa Erasmus fue un estandarte europeo de la educación y formación que permitió que más de 180.000 estudiantes al año estudiasen y/o trabajasen en el extranjero, permitiendo también la realización de proyectos de cooperación entre las instituciones de enseñanza superior europeas. No sólo estába dirigido a estudiantes, sino también a profesores que deseasen enseñar y recibir formación en los países del Espacio Europeo de Educación Superior y al personal no docente que desease recibir formación.

El programa recibió su nombre del humanista y teólogo Desiderius Erasmus de Rotterdam (1465-1536) quien viajó para trabajar y estudiar en los más importantes centros de enseñanza de su época, entre los que se encuentran Paris, Lovaina y Cambridge. Al igual que el personaje, el programa Erasmus otorga gran importancia a la movilidad y a la ampliación de perspectivas profesionales a través del aprendizaje. Abandonando su destino en la Universidad de Basilea, fue un pionero de las becas de movilidad que hoy llevan su nombre.

Estudios realizados demuestran que un período en el extranjero no sólo enriquece la vida de los estudiantes en el terreno académico sino también en la adquisición de destrezas interculturales y autosuficiencia. Los intercambios del personal docente y no docente producen los mismos beneficios, tanto para los participantes como para las instituciones involucradas.

Además de las acciones de movilidad, el Programa Erasmus permitió el trabajo cooperativo entre las instituciones de enseñanza superior a través de programas intensivos, networks y proyectos multilaterales.

Pocos programas lanzados por la Unión Europea tuvieron una acogida similar. Alrededor del 90% de las universidades europeas participan en Erasmus y más de 2 millones de estudiantes han participado en el programa desde su comienzo en 1987.

Objetivos y acciones

Erasmus se ha convertido en un vehículo de la modernización de la enseñanza superior en Europa y ha inspirado el proceso de Bolonia.

El objetivo general del Programa es crear un Area de Enseñanza Superior y fomentar la innovación por toda Europa.

Erasmus es parte del Programa de Aprendizaje Permanente ( Lifelong Learning Programme ) Europeo desde 2007 y ha ido cubriendo nuevas áreas como las prácticas en empresas (transferidas del programa Leonardo da Vinci), formación de personal y enseñanza para el personal de empresas. El Programa busca expandir sus acciones de movilidad aún más allá en los próximos años, alcanzando los 3 millones de estudiantes Erasmus en 2012.

Las acciones apoyan:

Para estudiantes:

Para personal de universidades/instituciones de enseñanza superior:

Para universidades/instituciones de enseñanza superior:

Para empresas:

Las instituciones de enseñanza superior que deseen participar en las acciones Erasmus deberán poseer una Carta Universitaria Erasmus. El objetivo de la Carta es garantizar un alto nivel de calidad en la movilidad y en la cooperación estableciendo los principios fundamentales para todas las acciones Erasmus que los participantes deseen realizar.

La Comisión Europea es responsable de la implementación del programa Erasmus en todas partes y su Dirección-General para la Educación y la Cultura coordina sus diferentes acciones. Las movilidades individuales, también llamadas “acciones descentralizadas” se organizan a través de agencias nacionales en los 31 países participantes. Las acciones centralizadas como las networks, los proyectos multilaterales y los premios “Erasmus University Charter” son dirigidos por la Agencia Ejecutiva para la Educación, Audiovisual y Cultura con base en Bruselas.